martes, 18 de octubre de 2016

Comentario: “La emperatriz Teodora y su séquito"





1.       Catalogación:
Tipo de obra: Mosaico.
Nombre de la obra: “La emperatriz Teodora y su séquito”
Autor: Anónimo
Fecha: siglo VI. Primera Edad de oro.
Lugar: Iglesia de san Vital en Rávena. (Italia)
Etapa: Mosaico bizantino.
2.       Descripción
Esta  imagen representa  al Emperatriz Teodora en el centro,  con nimbo y ataviada lujosamente, con un tocado de joyas, un manto púrpura con la representación de los Reyes Magos y un cáliz en las manos. A su izquierda aparecen dos hombres, uno de ellos sostiene una cortina que da acceso a una puerta. Delante de esta se sitúa una fuente. En la parte derecha aparece un grupo de mujeres

3.       Análisis formal
La técnica utilizada para representar a Teodora y su séquito es el Mosaico, hecho con teselas.  En este se aprecian perfectamente las  características formales del arte bizantino:
La composición es muy sencilla, sin movimiento y de gran geometrismo y con tendencia a la frontalidad y la simetría en torno a un eje central donde se sitúa la figura principal: la emperatriz.
Los rostros, no representan rasgos individuales sino valores espirituales gracias a los grandes ojos y la mirada perdida. Se da elementos simbólicos que ayudan a dar significado a la imagen: La fuente, la cortina entreabierta, el manto púrpura de Teodora (color tan sólo reservado para la familia imperial) y  el nimbo que la dotan de un significado sagrado y la señalan como persona de la realeza y el eje principal de la escena, además su canon es mayor que el de los otros personajes.
El fondos es también sencillo, aunque muy ornamentado, aludiendo a un espacio ajeno a lo temporal; la fuente y la puerta solo se representan los rasgos esenciales.
No se atiende a la perspectiva. Excepto en el caso de la fuente dónde se parecía una perspectiva abatida. Tampoco se utiliza el claroscuro para lograr la sensación de volumen. El color se extiende de forma plana, separándose unos de otros por una línea negra. Tampoco se ajusta el color a la realidad sino que se utiliza de forma decorativa o con un valor simbólico.

4.  Comentario. (Análisis de contenido)
Este mosaico se sitúa en una de las paredes  laterales del ábside de la iglesia de San Vital de Rávena  en frente de otro que muestra al Emperador Justiniano y su corte. En el retrato de Teodora se puede apreciar su fuerte personalidad, en su juventud  fue una artista circense  que se casó con el emperador gracias a la promulgación de una ley que permitía el matrimonio entre clases sociales diferentes. Fue una mujer de gran influencia en la corte de Justiniano, no es por ello de extrañar que la emperatriz se represente en igualdad de condiciones al emperador: en el mismo lugar (en el ábside) y con la misma idealización.  El mayor canon de Teodora representa su autoridad y su importancia personal en la corte; sus joyas y sus lujosos ropajes, como el manto púrpura nos muestran que es una persona de alto rango. El bordado de los Reyes Magos en su capa, alude a su carácter real.
 Este mosaico, al igual que el de Justiniano, se creó para conmemorar la construcción del templo de San Vital de Rávena. Por ello, se representa a Teodora ofreciendo un cáliz de oro.
Los dos personajes masculinos  son probablemente eunucos.  En contraposición, en la parte derecha aparece un grupo de mujeres de entre las cuales podemos distinguir a las dos más cercanas, una de pómulos prominentes y otra más joven que, según historiadores, responden a Antonia (amiga de juventud y esposa del general Belisario) y Juana, la hija de ésta.
La puerta, la cortina y la fuente son símbolos aúlicos (de palacio) y religiosos puesto que este arte se aleja de lo real, no intenta imitar la naturaleza, sino que es fundamentalmente simbólico ya que pretende dar cuenta mediante símbolos de una realidad que transciende el mundo visible. Así mismo es un arte que no apela a la razón sino a los sentidos, por ello es un arte colorista y lujoso que pretende impresionar al espectador.
Además el mosaico es el vehículo idóneo para transmitir el mensaje religioso de esta cultura y, a la vez un instrumento de propaganda del poder imperial ya que emperador Justiniano y su esposa Teodora, sentaron las bases del desarrollo político, religioso, cultural y comercial del Imperio Bizantino.

Podemos concluir que este mosaico encaja perfectamente en ese momento de esplendor del Imperio Bizantino que fue el reinado de Justiniano y Teodora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario